El #openbiko, en cifras.

  • Actualidad Biko
por

Cada vez que llega un Open Space en Biko se monta una pequeña revolución. Preparar un evento así requiere de tiempo, esfuerzo y, sobre todo, mucho cariño. En todo este proceso existen factores medibles que indican si estamos cumpliendo con nuestro objetivo o no, ciertos KPIs que tenemos en cuenta y que determinan el éxito de la jornada en mayor o menor medida.

Pero existe otro espectro libre de cifras, datos y estadísticas que pivota en la atmósfera de lo intangible: los nervios, las ganas, la alegría o la tristeza, por ejemplo; sentimientos que no encuentran un valor donde referenciarse cómodamente y cuya influencia impacta casi con mayor fuerza en el desarrollo de un acontecimiento así.

Pero ¿cómo medir la alegría? ¿Existe una escala de nervios?

“¿Indica el número de horas seguidas que has dormido la noche antes a tu gran charla?”

En Biko aún no tenemos escalas de precisión quirúrgica como los aplausómetros, pero sabemos que este ha sido un gran Open Space. Esta edición ha sido especial e importante por muchos motivos, así que en lugar de relatarlos con pelos y señales, vamos a intentar hacer una simbiosis cuasi perfecta entre números y letras, entre lo tangible y lo intangible, entre lo que vemos y lo que creemos.

 

⇒ Vamos a dejar que los números hablen por nosotros y por el propio evento y que las mentes hagan su trabajo. Y además, por puro capricho, vamos a ordenarlos de mayor a menor:

 

1.106.778 es el número de impactos potenciales que han conseguido los tuits de los asistentes al #openbiko. ¡Locurón mediático!

 

775 tuits lanzaron los asistentes el día del evento. Vuestros dedos volaban tan rápido como vuestras palabras.

 

340 cafés. Bebimos 340 cafés. Eso mantendría despierta a una familia durante un año.

 

231 pares de calcetines encontraron un nuevo hogar con vosotros. Si los habéis estrenado ya, enviadnos fotos de vuestros outfits 🙂

197 personas se apuntaron a este #openbiko. Hemos pulverizado nuestra propia marca.

 

120 40 cervezas se consumieron en el celebrado post- #openbiko.

 

96 personas jugaron simultáneamente al Kahoot de preguntas sobre la historia de Internet. No disponemos de datos de la magnitud del tongo, pero las malas lenguas hablan de móviles-pulsadores amañados.

 

82% es el incremento de personas apuntadas a esta edición de Open Space. Un crecimiento significativo y, para nosotros, uno de los datos TOP a tener en cuenta. GRACIAS :___)

 

32 charlas se propusieron en las semanas previas al Open. Como sabéis, algunos de los temas estaban relacionados con machine learning, gestión de contenidos, UX, herramientas de desarrollo…

 

20 preguntas fue el tope para alcanzar la gloria y el triunfo en el juego del Kahoot. Como hemos comentado, no vamos a tocar este tema para evitar levantar asperezas de nuevo.

 

18 tortillas de patata nos zampamos sin pestañear. Tortilla casera, casera.

 

17 es el número mágico, porque es el total de Open Spaces que llevamos a nuestras espaldas. Estamos a punto de cumplir la mayoría de edad y prometemos una gran fiesta para celebrarlo.

 

16 slots se dejaron libres en nuestra agenda del día para tratar los temas de la parte open. De la multitud de temas propuestos, al final decidimos quedarnos con asuntos como la gestión del trabajo en remoto, la brecha en frontend, un workshop de brainstorming, clean code, procesos de mejora continua… ¿seguimos?

 

10 equipos multidisciplinares conforman Biko. Skynet, Fénix, Bola8, Oompa-Loompas… ¿cuál fue tu equipo el día del evento? 😀

 

horas fue la duración oficial de la jornada. Eso sí, el post-open lo contamos por separado porque si no, nos saldrían casi 24 horas de evento y no nos sale a cuenta.

 

ciudades conforman el grueso de la procedencia de los invitados. Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Zaragoza, San Sebastián, Pamplona… Seguro que se nos escapa alguien mucho más exótico, pero no pretendemos ofender a nadie.

 

espacios tuvimos disponibles para desarrollar el evento. Además de las 4 salas para las charlas, nos dejasteis un libro de firmas precioso.

 

entradas para el Museo Guggenheim fueron el premio a repartir entre los ganadores del concurso. Que las disfruteis -ejem-.

 

personas cabían cómodamente en nuestro sofá del photocall. Eso sí, llegaron a sentarse hasta 9 a la vez.

 

opciones de cara al próximo #openbiko: o vienes, o vienes.

 

solo asistente que controla al asistente: nuestro querido Sebastian es una pieza única en su especie, creada específicamente ad hoc para un experimento de Bikolabs.

 

0 ganas. Cero ganas, dicho de otra manera, de que esto acabara.

 

Pero todo llega a su fin, y esta edición de Open Space no iba a ser menos. Eso sí, ya estamos trabajando intensamente en nuestro próximo Biko Insights, nuestro documento de reflexión acerca de tendencias tecnológicas que surge después de cada #openbiko.

Si aún no tenéis la última edición, podéis descargarla desde nuestra web.

Y como broche final, os dejamos el vídeo que quedará para el recuerdo. ¿Quieres ver cómo fue el último #openbiko? 🙂

 

Y a ti, ¿te veremos en el próximo #openbiko? 🙂

Deja tu comentario