Las cinco claves de la transformación digital de las empresas

  • El oficio y el negocio
  • Innovación
  • Negocio digital
por

Se habla mucho de la transformación digital. No es un concepto nuevo, ni responde a una única idea clara y concisa. Dependiendo de quien lo trate te da una visión al respecto. No suelen ser muy divergentes, generalmente comparten puntos y en cada caso se pone más el foco en un ámbito u otro.

Diríamos que lo normal en conceptos todavía por madurar.

Es evidente que las tecnologías han cambiado la forma de entender la sociedad y la manera en la que nos relacionamos. Por eso, es clave que las organizaciones tengan una relación natural y fluida con este universo tecnológico; sobre todo desarrollando aspectos culturales, organizativos y operativos.

Desde Biko, vemos  5 aspectos clave en esta transformación.

1. Cultura de red

Es la auténtica base, muy asociada a la transparencia, pero sobre todo a compartir información y relaciones sin tapujos y con intensidad tanto dentro de la organización como hacia fuera, ampliando al máximo nuestro ecosistema y dando espacio en él a nuestros clientes, proveedores, partners, a profesionales y resto de stakeholders. Las organizaciones hiperconectadas fomentan la colaboración y perciben con más rapidez los cambios que ayudan a la adaptabilidad y la innovación.

Caso: Uno de nuestros más estrechos colaboradores en Biko, Interzonas, cuenta en este post cómo hemos trabajado juntos en un nuevo proyecto para Tabakalera. Las dos compañías hemos establecido un modelo de relación muy singular y estrecho donde ampliamos de forma natural nuestra red de colaboración.

2. Multidisciplinariedad

Cuesta escribir y pronunciar esta palabra pero hoy en día es decisiva. Adiós a los silos departamentales, bienvenidos los profesionales que nos puedan ayudar a mejorar nuestros productos y servicios independientemente de su procedencia departamental, formación y experiencia previa. La diversidad enriquece. Para triunfar los productos y servicios requieren de calidad en distintos planos: tecnológico, de usabilidad, operacional… Mejor abordarlos de forma integrada, no secuencial o en paralelo.

Caso: Este vídeo sobre la cultura agile de Spotify describe muy bien su modelo organizativo basado en “squads”.

3. Procesos adecuados

Bienvenidos también al mundo lean, y a agile cuando se trate de lanzar productos y servicios con un fuerte componente tecnológico (cuál no lo tiene hoy en día). Trabajar en red, aprovechando al máximo distintos perfiles y competencias requiere de procedimientos y dinámicas diferentes, orientadas a generar productos, con ciclos cortos orientados a la mejora continua, escuchando de forma permanente al cliente, especialmente en estos tiempos de fuerte dinamismo e incertidumbre.

Una referencia interesante y radical sobre cómo organizar una compañía se describe en el libro Organize for Complexity, de Niels Pflaeging. Una lectura muy estimulante donde describe varios casos.

4. La tecnología

En el corazón de la organización. Ya no estamos hablando de una línea de actividad auxiliar, dirigida solo a facilitar y optimizar el funcionamiento del negocio, reactiva en base a las peticiones de otras áreas, devaluadora de la solución final que las áreas de negocio demandan. Hablamos de un driver fundamental en la evolución del negocio, un elemento clave que nos permite ser mejores y diferentes a nuestros competidores. En otras palabras, un factor estratégico que necesariamente debe acaparar protagonismo en la más alta dirección de una empresa.

Caso: Esta idea la cuenta muy bien en este video Enrique Ávila, el director de tecnología de ING Direct

5. Cultura de datos

Términos como Big Data, inteligencia competitiva, data mining, analítica están más de moda que nunca. Con razón, son cada vez más críticos. Nunca hemos dispuesto de más datos listos para convertirse en información útil. Pero de nuevo no sólo hay un reto tecnológico, se trata de encontrar la mejor manera de incorporarlos en nuestra toma de decisiones, especialmente en aquellos contextos predecibles gracias a los datos, donde generalmente mejoran el rendimiento de nuestras decisiones basadas en intuiciones.

Como introducción al mundo de los datos, recomiendo el blog de Eduardo Valencia, uno de los colaboradores más estrechos de Biko, donde además podrás descargar el breve libro “Data Coach” que recientemente ha editado.